El Instituto de Crédito Oficial (ICO), la agencia financiera del Estado, colocó deuda el 4 de marzo por valor de mil millones de euros en bonos a 5 años. BBVA ha liderado la emisión que ha resultado un éxito en la fijación del precio, que ha logrado un notable apoyo de inversores internacionales y una demanda dos veces mayor a la oferta.

El equipo de Crédito de BBVA Corporate & Investment Banking ha aprovechado las condiciones estables del mercado y el apetito de los inversores por rentabilidad en las economías periféricas para colocar satisfactoriamente la deuda del ICO.

El precio de salida de la emisión se situó entre 35 y 40 puntos básicos por encima de la deuda pública española, y en una hora las peticiones registradas ya rebasaban los mil millones de euros. Gracias a esta alta demanda, fue posible fijar el precio final con una diferencia de 33 puntos básicos sobre el bono español, lo que supone el menor diferencial conseguido por ICO desde septiembre de 2010).

Más de 100 inversores estuvieron presentes en la transacción, destacando el significativo apoyo de inversores internacionales. Alrededor del 36% de la emisión se colocó fuera de España, la mayor parte en Alemania, seguido del Reino Unido, Italia y los países Nórdicos. Por tipo de inversor, el 38% fue adquirido por gestores de fondos, el 36% bancos y el 24% por fondos de inversión y de pensiones.