BBVA ha regresado al mercado con una nueva emisión de bonos senior ordinarios. El banco colocó el 5 de marzo 1.500 millones de euros en bonos a tres años, en lo que ha resultado ser una operación exitosa en términos de demanda, calidad y precio. BBVA, a través de su unidad de Corporate & Investment Banking, ha liderado la operación junto con Deutsche Bank, HSBC y Natixis.

A pesar de la reciente volatilidad del crédito en las economías periféricas debido a la situación de incertidumbre derivada tras las elecciones italianas, BBVA ha conseguido colocar satisfactoriamente 1.500 millones de bonos senior a tres años, la tercera emisión en euros hasta la fecha.

La oferta comenzó con un precio oficial 280 puntos básicos por encima del precio medio de la curva de swap. Al final de la colocación, en medio de un entorno de alta competencia con otras emisiones de bonos ordinarios en el mercado, el precio disminuyó siete puntos básicos respecto a la referencia inicial, y la demanda registrada ascendía hasta los 3.600 millones de euros.

La mayor parte de la emisión se colocó entre inversores internacionales (79%), especialmente de Francia (19%), Reino Unido e Irlanda (18%) y Alemania y Austria (15%). Según el tipo de inversor, la emisión atrajo el interés de fondos de inversión, que adquirieron un 74% de la oferta.