France Telecom ha emitido 750 millones de deuda en bonos a 6 años y medio, con un precio final de 80 puntos básicos sobre la curva de swaps utilizada como referencia. BBVA, junto con Barclays, HSBC y Société Générale, ha dirigido la colocación de la deuda.

Esta ha sido la primera operación de financiación intermediada de France Telecom desde enero de 2009. A pesar de una fuerte oferta de emisiones y la inestabilidad en Europa tras la crisis de Chipre, la emisión ha tenido éxito y ha atraído a una gran cantidad de inversores.

La oferta recibió peticiones por valor de 2.100 millones de euros, lo que permitió a los bancos colocadores bajar el precio desde los 85 puntos básicos sobre el midswap fijados al principio de la emisión, hasta 80 puntos para una cantidad final de 750 millones de euros.

Alrededor de 180 inversores acudieron a la emisión, entre los que destacaron los alemanes y franceses (con una participación del 38% y el 26% respectivamente), seguidos de inversores de Benelux (11%) y del sur de Europa (9%). Por tipos de inversor, los fondos de inversión y las aseguradoras contribuyeron con el 63% y 14% de la demanda.