BBVA Corporate & Investment Banking ha ejercido como asesor financiero en exclusiva de la compañía francesa Suez Environnement y del mexicano grupo Peñoles en la venta de su participación en el negocio de gestión de aguas en Cancún.

Esta concesión era operada por ambas compañías a través de la joint-venture Bal-Ondeo y su venta supone la mayor transacción hasta la fecha en la industria del agua en México y Centro América.

Bal-Ondeo poseía el 49,9% de la concesión Desarrollos Hidráulicos de Cancún (DHC), cuyo porcentaje restante es propiedad del grupo de construcción e infraestructuras Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD). PDM, empresa relacionada con GMD, ha decidido adquirir el porcentaje restante de DHC.

Esta concesión, firmada en 1993 por un periodo de 30 años, se vendió por medio de un proceso competitivo en el que se recibieron una decena de ofertas no-vinculantes tanto desde dentro como desde fuera del país.

DHC ofrece servicio a los municipios de Benito Juárez (Cancún) y Playa Mujeres, con una población de un millón de habitantes y que reciben tres millones de turistas de manera anual.

En México, BBVA ha actuado como asesor en 15 transacciones desde 2012, consolidándose como asesor líder de M&A en el país.

Esta es la segunda operación de venta llevada a cabo por BBVA para clientes franceses durante 2013, después de la venta de los activos portugueses propiedad de Veolia Water.