BBVA Corporate & Investment Banking ha actuado como asesor financiero de Grifols en la compra de la unidad de diagnóstico transfusional propiedad de la estadounidense Novartis, por 1.675 millones de dólares; la mayor operación realizada por esta empresa líder mundial en el suministro de plasma en los últimos tres años y la segunda más importante de su historia.

El banco, que también asesoró a Grifols en las adquisiciones de Talecris (2010) y Progenika (2013), ha emitido su fairness opinion para el Consejo de Administración de la empresa española en la creación de esta nueva filial. La financiación de la operación está asegurada por un préstamo puente de 1.500 millones suscrito a partes iguales por BBVA, Nomura y Morgan Stanley.

Esta adquisición incluye patentes, marcas, licencias y derechos comerciales (royalties), así como la planta de producción de Emeryville (California, Estados Unidos) y oficinas comerciales en Estados Unidos, Suiza y Hong Kong, entre otros.

Esta operación es la 23ª en el negocio de M&A en la que BBVA, "Mejor Banco de Inversión de España" en 2013 según Global Finance, ha actuado como asesor de confianza en el último año y representa la 43ª transfronteriza desde 2010.