BBVA Corporate & Investment Banking ha actuado como bookrunner en la emisión de bonos a 12 años por valor 500 millones de euros que la petrolera española ha llevado a cabo esta semana.

Repsol ha confiado en el expertise de BBVA para colocar en el mercado esta emisión de bonos, que ha sido sobresuscrita, con una demanda 2,8 veces mayor que la cantidad anunciada, con un interés del 2,25%.
 
Con un mercado fuerte en Europa alentado por los rumores de medidas de flexibilización cuantitativa, Repsol ha decidido acudir al mercado con el anuncio de una emisión de 500 millones, su primera en el año 2014 y la de mayor vencimiento en su historia.
 
Más de 180 cuentas y 20 países han participado en esta operación, que ha recibido un fuerte apoyo de Alemania y Austria, seguidos por Iberia.