El equipo de BBVA Corporate Finance ha actuado como único asesor financiero en la adquisición de Enagás del 90% de Naturgás Energía Transporte. Esta operación, la más grande del sector energético en la península Ibérica desde 2010, consolida a BBVA como principal asesor de fusiones y adquisiciones en España y Portugal.

BBVA, como único asesor financiero de Enagás en el acuerdo, refuerza su posición de especialista en operaciones de empresas energéticas y afianza el liderazgo como asesor de fusiones y adquisiciones que desde 2009 han reconocido publicaciones como Financial Times o mergermarket. Pese al bajo volumen de actividades de M&A en España, BBVA Corporate Finance ha participado en más de 47 transacciones desde 2009, y en 14 operaciones del sector energético desde 2010, entre las que están seis de las mayores empresas energéticas de Europa: EDP, Galp, Enel, RWE, REN y Enagás.

La adquisición del 90% de Naturgás es la mayor operación que ha realizado Enagás en su historia, y la más grande del sector energético en España y Portugal desde 2010. Se trata además de la segunda transacción relacionada con activos regulados que se ha realizado desde 2012 en la península Ibérica en un entorno de alta incertidumbre regulatoria, y en ambas ha participado BBVA.

Enagás ha cerrado con Energías de Portugal (EDP) la adquisición de la red de gaseoductos de 450 kilómetros en el norte de España que controla Naturgás, filial de la compañía portuguesa, y la conexión internacional de Irún. El acuerdo supone un hito para Enagás, que amplía su presencia en el País Vasco y obtiene el 97% de la cuota de mercado en el transporte de energía en España. La nueva sociedad que creará Enagás para gestionar estos activos será Enagás Transporte del Norte. Además construirá un gasoducto que unirá Bilbao con Treto (Cantabria) y una estación de compresión de mayor capacidad para la conexión España-Francia.

El servicio de asesoramiento de BBVA CF también satisface los intereses del Ente Vasco de Energía (EVE), que conserva su participación del 10% en Naturgás; y de EDP, que cumple con su estrategia de desinversión en activos no estratégicos y con la directiva europea que prohíbe que los distribuidores de gas verticalmente integrados tengan activos de transporte.