Telefónica ha apostado por BBVA Corporate and Investment Banking para la financiación de dos operaciones destinadas a la compra del operador alemán de telecomunicaciones E-Plus y los equipos de infraestructura de Nokia Solutions and Networks.

BBVA Corporate & Investment Banking, junto a otros siete bancos internacionales, ha sido seleccionado para colocar 1.750 millones de deuda corporativa perpetua en una emisión que obtuvo una demanda total de 12.000 millones de euros. La colocación se ha realizado a menores tipos de interés de los previstos. La operación, que contó con un roadshow internacional por las principales plazas financieras europeas, se ha instrumentado como deuda subordinada o bonos "híbridos" . Telefónica utilizará esta emisión para financiar parte de la compra del operador alemán de telecomunicaciones E-Plus, filial de la compañía holandesa de telefonía fija y móvil KPN. El resto de la compra se financiará en su mayoría  con una ampliación de capital en la filial alemana de la operadora y la colocación de un convertible.

BBVA ha destacado también como banco agente, junto a otros dos bancos, en la concesión de un crédito a largo plazo por 557 millones de euros para financiar la compra de equipos de infraestructura de Nokia Solutions and Networks. En esta operación, en la que también han participado las agencias de crédito a la exportación finlandesas Finnvera y Finnish Export Credit, Telefónica ha demostrado su interés en el uso de instrumentos de financiación alternativos.